miércoles, 16 de junio de 2010

Zangarock

Se acerca el verano y ya estoy echando de menos la mini-gira de ADOBE del año pasado. Este año, debido a algún contratiempo y al empeño en la grabación del disco, nos mantendremos alejados de los escenarios.
Echaré de menos la atmósfera que rodeaba los días de los conciertos, llenos de nervios ilusión y emoción, los preparativos, la cantidad de "personajes" que conocimos, y lo más importante: la complicidad y diversión que conseguiamos los miembros del grupo encima y debajo de las tablas.

Sin duda, un día de los que no olvidaré será el ZANGAROCK, y no por lo bueno del concierto (quizá el peor que dimos) sino por el surrealismo que rodeó aquel día.

Ya, a las 15:00 salimos para Montamarta (Zamora). Después de dos horas y una "bronca" de mis compañeros por ir demasiado despacio (lo siento, la furgo no pasa de 100 Km/h) llegamos a aquel insólito pueblo.
Ibamos bastante emocionados ya que nos prometieron un macro-festival de rock, en medio de unas montañas, grandes grupos, gran equipo, ambientazo, cenaza y una casa para dormir....

La verdad, que el lugar del festival no estaba nada mal, en un valle, pero el tiempo no acompañaba: un aire frio nos machacó durante todo el día. Gracias a la precaución de friky y sus cientos de repuestos de cualquier cosa, nos pudo proveer de unos jerseys que tenía en el maletero.

Poco a poco comenzaron a llegar los demás grupos y con ellos nuestro desconcierto. Según les ibamos conociendo nos pedían amplis, pedales, o GUITARRAS!! que les faltaban para poder dar su concierto.
La cosa no comenzaba muy bien a si que decidimos refugiarnos en la barra libre de la que dispondriamos para todo aquel largo día: los primeros litros de cerveza y kalimotxo comenzaron a caer...

Después de deambular perplejos por aquel extraño ambiente en el que observabamos la pasividad de los del equipo, la dejadez de algunos grupos y la intuición de que no tendriamos casa para dormir (menos mal que no llevamos pijama) nos fuimos para cenar.

En la cena, poco que reseñar, un poquito de cacatúa, morsa, pajaro... para ambientar y al tajo..

Nosotros cerrariamos el festival con lo que nuestro concierto empezaría a las 4:00 de la mañana como muy pronto.
Empezó el primer grupo a eso de las 0:00 (una hora más tarde de lo previsto) y tras ver una canción y con el frio que hacía decidimos pedir unos litros, poner la furgo de espaldas al escenario (y de cara a la montaña) y meternos a filosofar sobre la vida. Así pasamos el primer concierto.
Después llegó Gonza, venía de Salamanca después de estar dos días seguidos sin dormir tocando con charangas, dulzaineros... Este llegó tan sumamente jodido que se metió en su Clio a dormir y nos dijo que le avisaramos cuando nos tocara.

Cuando comenzó el segundo concierto un poco más de lo mismo: primera canción de cortesía, muchísimo frio, cuatro "pelagatos" viendo el concierto, unos litros y a la furgo.
Friky comenzaba a venirse abajo con el frio y salió a pedirse una "Coca-cola zero" para espabilarse. Cuando volvió a la furgo nos vino con una historia un tanto peculiar. Cuando este pidió su coke, llegó un tio que llevaba bailando solo toda la noche y le dijo "vaya mariconadas que te pides" y se pidió unos chupitos. Friky, lejos de atemorizarse ante aquel extraño le dijo: "que pasa vas a muerte, no?" y este contestó: sí y eso que mañana curro. Friky se sorprendió y tras preguntarle la causa este le contestó que tenía tres misas en tres pueblos y es que era el cura del pueblo.
Sin perder un segundo Óscar y yo salimos a analizar y a estudiar a aquel individuo.(dará para otro post que este se está alargando mucho).

De repente, cuando estaba uno de los grupos subidos en su concierto, se subió el cantante del primer grupo, agarró el microfono y se puso a gritar:
QUE SEPAIS QUE TENIAMOS UNA TIENDA DE CAMPAÑA, QUE NOS LA HAN RAJADO Y NOS HAN QUITADO LOS SACOS DE DORMIR, EL QUE HAYA SIDO ES UN HIJO DE PUTA.
A si que el cura se ofreció a acogerlos en su casa.

Aquello se estaba conviertiendo en un circo con lo que teniamos dos opciones o venirnos abajo o disfrutar de toda aquella parafernalia. Optamos por lo segundo a si que estuvimos a muerte viendo el tercer grupo que si que merecía la pena.
Allí quedabamos el cura y cuatro más.

A eso de las 05:30 y con pocas ganas de desenfundar los trastos llegó nuestro turno, y esta vez sí, literalmente, se podía contar al público con los dedos de una mano. Tan solo quedaban los 4 organizadores del evento, ni siquiera el cura se quedó a vernos.
Del concierto decir que fue el peor que dimos (las circunstancias las sabeis) En la versión de extremoduro que hacemos, se subieron a cantar los cuatro de abajo, yo me bajé a mear en medio de una canción (no podía más) aunque lo mejor fue ver amanecer según estabamos tocando.

Después recoger, desayunar y cada uno a lo suyo. ÓScar y yo cogimos la furgo y nos pusimos a dar vueltas por el pueblo a ver que se cocía. Fuimos a la iglesia a corroborar la existencia de aquel cura, pero cuando llegamos allí preguntando por él una señora casi nos pega gritando que le dejaramos en paz (curiosa reacción). Después nos encontramos con friky durmiendo en el coche en una calle a todo el sol... casi lloramos de la risa con aquella estampa.
Al final fuimos a dar a un lago que había por allí, nos pusimos a tirar piedras y de repente (esto nadie se lo cree) algunos peces comenzaron a dar saltos por la superficie hasta que llegaban a la orilla y morían...
Yo, allí me trinqué en el lago mientras Óscar se puso a pasear por aquel paraje...

Os dejo con un video del final del día en el lago:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya historia cooopón!!! sí que es subrealista, siii...

VOLTOYA dijo...

Tremenda experiencia la verdad, Matias parecia un personaje salido d novela, gran tipo! lo q n m termino d creer Ortega es lo d los peces!! je!je! chao!

david dijo...

buenísima historia! Cuantos libros de ficción de miles de hojas son más aburridos que esta historia real como la vida misma!

¿creeis que a lo mejor el protocolo de Kioto y este pez tienen algo que ver?

imperia raventos dijo...

Pero que POFESONALES(guiño a Air Bag)!!!! Otros se hubieran ido de allí durante el primer concierto.
Yo si que me creo lo de los peces....se estaban suicidando.....porque pasaron tan mala noche como vosotros y no lo pudieron resistir!!!!!

KASHTANKA dijo...

oooh! my good!! solo faltaba que los peces saliesen mutados con tre ojos o algo asì :S

Un abrazo!

KASHTANKA dijo...

Hola Alberto,
pasaba a saludarte que hace mucho tiempo que no posteas nada, eeeh? eeh? eeeh?

Un abrazote!!