domingo, 10 de enero de 2010

Diario de Bolivia




15 DE AGOSTO DE 2006


"Cuando el sol aún no había asomado intentabamos abrir los ojos como podiamos, eran las 5:45. "La Zafra" nos esperaba.
A eso de las 7 llegamos a "Palacio", allí la peña estaba desayunando.

Poco más tarde llegó Lorenzo, el chofer que, con su bigote y su furgoneta de "Unicef", sería el encagardo de mostrarnos "La Zafra". A si que Tere, Violeta y yo nos embarcamos en un viaje que no sabiamos que nos depararía.

En poco menos de 1 hora llegabamos a "La Bélgica". Allí recogimos a una mujer que luchaba para la erradicación del trabajo infantil y a una psicóloga. Los 6 comenzamos el trayecto. Nuestro trabajo consistiría en ir a los campamentos de los trabajadores de la caña de zúcar y recoger datos de niños que no tenían certificado de nacimiento para poder hacerselo.

Visitamos unos 5 ó 6 campamento durante la mañana. Vimos lo que nunca podiamos imaginar. Los campamentos estaban en condiciones lamentables. Sin agua, sin luz, eran simples carpas en las que en el mi habitáculo cocinaban, dormían, lavaban. La gente que encontrabamos estaban llenos de mierda, casi ninguno tenía dientes, la mayoría de ellos no querían hablar con nosotros. Muchos de los niños estaban desnutridos, enfermos, heridas, sin pelo. Era duro ver todo aquello.



Como pudimos conseguimos unos 30 nombres. Nos los daban las madres, muchas de ellas menores de 18 años, algunas de ellas no sabían quien era el padre.
Durante los trayectos de un campamento a otro Lorenzo nos contaba verdaderas atrocidades que ocurrían en aquellos campamentos como violaciones a niñas, maltratos de dueños a trabajadores, el agua que beben esta contaminada, muertes de niños por diarreas por el simple hecho de no tener transporte a algún pueblo. Los padres tenían a los hijos como instrumentos de ayuda para el trabajo, los cuales empezaban a los 7 años.



Después de aquella dura mañana fuimos a pasar el informe a la alcaldía y más tarde lo llevamos a la "licenciada" en Sta. Cruz de la Sierra. "La licenciada" era coordinadora de proyectos de unicef. Su casa era impresionante, con un lujo extremo. Esta mujer era supermaja, nos trató como a reyes y nos dió una merendola elegante.
Durante esta nos explicó aterradoras historias sobre la gente de la "Zafra". Como las mujeres dejaban morir a sus hijos para quedarse allí trabajando, violaciones de padres a hijos.. También nos enseó fotos, algunas tan impactantes como una en la quesalían un cerdo y un niño bebiendo agua del mismo recipiente o como veían a una niña sordo-muda de 11 años trabajando.

Ellos trabajaban buscando soluciones, llevando médicos, contruyendo escuelas...

Después de aquel duro día caimos en la cama destrozados tanto física como psicológicamente.






Pinchad aquí si quereis ver fotos de Bolivia

6 comentarios:

david dijo...

Impactante y asombroso.
Curioso que nosotros estuviéramos intentando emborracharnos aquí un 15 de agosto de 2006 y tú ahí ayudando infinitamente en ese país.

Me quedo sin duda con la foto de la niña jugando dentro de la papelera :O

Alberto dijo...

Cuando uno oye o ve cualquiera de estas historias de primera mano, el mundo toma otra dimensión y nos parece vivir en una sociedad de malcriados, pedantes e insatisfechos. Comenzando por uno mismo. Hay que ver esto para poder encontrar sentido a muchas cosas.
Muy bueno
Un abrazo

Anónimo dijo...

ENHORABUENA Y GRACIAS
enhorabuena por el trabajo que hiciste allí y gracias por animar al resto de la gente para hacer cosas parecidas (en mi caso oirte hablar de tu experiencia me dio el empujoncito que necesitaba para irme yo después).
Besos aaaaalbeeeer

Domingo dijo...

Hoy morirán cada minuto 15 niños por hambre o por enfermedad curable.

Esta es una de las realidades del mundo de hoy. La podemos ignorar, la podemos mirar y esperar que otros hagan algo o podemos actuar.

Es nuestra decisión.

Muchos besos Álber.

http://amarleervivir.blogspot.com/

Isa dijo...

Impresionante Alber!

Un beso

Alberto dijo...

DAvid:
curioso que ni siquiera me acordé que eran las fiestas de Coca en esos días..

Albert:
pues sí, creo que esto te hace ver todo lo que en realidad somos y tenemos... tenemos muuuucha suerte
un abrazo

Anael:
cuando vas a poner tu nombre ya?? jeje...

pues lo mismo te digo, enhorabuena y gracias a ti también. Me alegré mucho que te fueras para allá. Me alegro haberte ayudado.
besos ana? ee

Rami:
también me alegro que fueras a Guinea.. gracias por recordarnos todo esto todos los días en tu blog
besos

Isa:
si, si que impresíónó.
gracias y besos