martes, 23 de junio de 2009

Lo que a cada uno le de la gana

Hello people:

Bueno, parece que esto de los blogs, en muchos casos, funciona un poco con el momento en la vida en que se encuentre uno.
Parece que mi caso es uno de ellos, en los últimos 2 meses me han sucedido cosas verdaderamente buenas, y la verdad, me han servido para ver la vida desde otra perspectiva.

A si que parece que "mientras dormías" va a volver, aunque va a haber un pequeño cambio, y va a estar enfocado de otra manera.
Simplemente, escribire lo que me apetezca en cada momento. Ahora en "mientras dormías" podremos encontrar cualquier cosa... desde un poema de Rafael Alberti, hasta la historia de un señor que va a comprar el pan y se tropieza...

Vamos a comenzar con un poema:

Esta mañana veniamos López y yo de Madrid en el coche de este. Hemos venido sin la capota y, la verdad, lo hemos flipado bastante.. (yo por lo menos). Según veniamos me acordé de un poema que Miguel (gonza) y yo decidimos dedicar a este peculiar rubio por su afición a conducir:

RARO ES VERTE ANDANDO
RARO ES VERTE SIN RUEDAS
RARO ES VERTE FOLLANDO
EN CASA DE LA CARMELA

Desde aquí aprovecho para saludar a esa gran Carmela que, pase lo que pase, siempre la tendremos ahí.

4 comentarios:

Alberto dijo...

Buen poema...al menos cachondo..me ha hecho reir...me gustaria saber que ha pensado la buena de Carmela (esa que dices que siempre esta ahí)

Un abrazo

Alberto dijo...

Gran Carmela, sin duda..

La buena de Carmela se lo toma a risa.. la hace gracia..

Carmela siempre estará en su casita para cuando la necesitamos, largas tardes de sábado y domingo en la sala del piano..
Sin olvidarnos de su hermana Sara que igualmente siempre estará ahí.

Un abrazo tocayo

david dijo...

jajaja. Por alusiones (peculiar rubio, López, etc.. jaja) comento algo: Recitarme el poema a mi, sí que lo recuerdo (cabronazos!!) pero, no recuerdo si alguna vez hemos coincidido todos y estando yo y Carmela delante haberlo recitado ¿puedes recordar algun momento Ortega? Yo creo que Carmela se reía avergonzadísima al oirlo ¿no?
Que cabrones sois! Así "a la bobada" como os sacásteis de la manga este famoso poema jajajaj
Menos mal que os amo, que si no, os habría matado hace tiempo jajajaja

Alberto dijo...

Sin duda, poema que nunca olvidaremos.
Ahora mismo no recuerdo ningún momento en el que estuvierais los dos cuando recitabamos el poema.
Pero está claro que la Carmela se lo toma muy bien y, lo que dices, que se rie y se pone roja..

Gran Carmela!